Pátzcuaro en Breve

un recorrido por la región lacustre y puntos cercanos.

 

por

Arturo Pimentel Ramos

 

Inicio

 

De este modo, tenemos que el Imperio Purhépecha fue una poderosa y próspera civilización durante los siglos XIV y XV, cuyo radio de influencia llegó hasta lo que ahora son los estados de Jalisco, Guanajuato, Colima y Guerrero. Siempre se ha prestado mucha atención a Cortés y a los Aztecas, olvidando que los Purhépechas conocían ya el uso del hierro y que fueron los únicos a quienes los Aztecas o Mexicas nunca pudieron derrotar en las numerosas batallas que pelearon, salvo cuando se aliaron con los Españoles. Aún así, de acuerdo a algunos historiadores, alrededor de 30,000 guerreros Aztecas fueron hechos prisioneros por los Purhépechas en la batalla de Taximaroa, (hoy Ciudad Hidalgo) librada contra las huestes de Cristóbal de Olid, un cruel conquistador que finalmente derrotaría a Tanganxhoan II - uno de los últimos emperadores Purhépechas - y luego, de acuerdo a los deseos de cada prisionero, éste podía ser sacrificado o convertirse en esclavo de sus captores.


Pátzcuaro fue fundado en 1324 por el rey Curátame y reconstruido en 1372 por su descendiente Tariácuri. Como el resto de Michoacán, esta región no pudo escapar a las atrocidades primero del conquistador Cristóbal de Olid y luego del sanguinario Nuño de Guzmán, un capitán del ejército de Hernán Cortés que llegó a esta región en 1526. De acuerdo a sus propios documentos, “...son (los Purhépechas) hombres de raza inferior de quienes Cortés quiere librarse...”. En 1528, un pequeño ejército de mercenarios encabezado por Nuño de Guzmán que estaba a punto de ser devuelto a España debido al descontento que las atrocidades que este cometía causaban en su gobierno, decidió hacer un cruel e innecesario intento de conquistar el oeste de México.

 

 

La caída y el arresto de estos hombres por las autoridades españolas no borró de ninguna manera el caos y la destrucción creados en Michoacán. Debido a la quema, violación, asesinato y esclavitud de gente pacífica e inocente, Nuño de Guzmán se recuerda tristemente como el símbolo de una invasión maligna y del poder de un conquistador sin bandera, credo ni raza, que cree en la fuerza y la violencia extremas como únicos recursos de convencimiento. En corto tiempo, la grande y poderosa nación Purhépecha fue completamente devastada. La cultura fue destruida, sus templos, casas y tumbas saqueados, la tierra despojada y la gente que escapó a la muerte y la tortura, se dispersó entre las montañas de Michoacán. De no haber sido por el esfuerzo de un hombre cuyos ideales, buen juicio y habilidad para poner en práctica la moral que predicaba, es de dudarse que los Purhépechas hubieran sobrevivido. Este hombre fue don Vasco de Quiroga, quien llegó a México en 1531, para luego convertirse en el primer Obispo de Michoacán, hacia 1538.
 

continúa

1  2

 

Prefacio

Datos generales

Como empezó todo

Don Vasco de Quiroga

Escudo de armas

Edificios que visitar en Pátzcuaro

Plazas de Pátzcuaro

Todavía falta

Pátzcuaro artesanal

El lago de Pátzcuaro

Más allá de Pátzcuaro

La comida

Ferias y fiestas

Créditos

ENGLISH

 

Villa Pátzcuaro

Garden Hotel & RV Park

 

¿Sugerencias o comentarios?

info@patzcuaroenbreve.com